Rosquillas de la abuela

P1180125Siempre asocio esta receta a mis recuerdos de la Navidad. Soy una andaluza de corazón pero madrileña de nacimiento, toda mi familia es de Madrid, pero por circunstancias del destino mi padre fue trasladado al Sur, allí viví 18 años hasta que tuve edad para ir a la Universidad, pero siempre recordaré nuestros viajes navideños a la Capital en ese Seat 1430 color granate, en el que,  no sé cómo ni de qué manera,  entrábamos los cuatro hermanos, junto con mis padres, equipaje completo y subíamos por todo Despeñaperros rezando para que no nos tocara un camión que nos fastidiara la media de 80 km/hora. Un viaje ni más ni menos que de Algeciras a Madrid, distancia kilométrica por aquel entonces, que aunque en su día eran una pesadilla, ahora recuerdo con mucho cariño.

Una vez que llegábamos a Madrid, nos dirigíamos al Barrio castizo de Legazpi, allí nos repartíamos entre las casas de mis dos abuelas, porque las casas eran demasiado pequeñas para acogernos a todos en una. Compartíamos habitaciones, camas, sofás, mini baños y lo que hiciera falta y todos tan contentos. Evidentemente eran otros tiempos, se veía con normalidad heredar ropa, libros escolares, compartir habitación y hasta juegos de mesa, porque sólo había dos cadenas de televisión y en horario reducido, no había consolas, ni ordenadores, no móviles y el charlar con los amigos y la familia se hacía en tertulias, cara a cara, como tiene que ser.

Siempre he sido amante de mantener las antiguas tradiciones y de crear otras nuevas que transmitir a mis hijas, porque es un legado no material, que se conservará y perdurará en el tiempo si realmente las personas que vivieron la experiencia consideran que merece la pena revivir; no se me ocurre forma más bonita de recordar y tener presentes a los que ya no están o estarán en el futuro. Fue mi padre, el que me transmitió este amor por la tradición y espero haber sabido también transmitirla a mis hijas.

Una de estas tradiciones en nuestras visitas a la Capital cada Navidad, además de la obligada visita a todos los museos, era la preparación junto a mi abuela de las “Rosquillas” para la Nochebuena. Es curioso lo que nos queda en el recuerdo con el paso de los años, pues yo soy una persona cuya memoria es pésima, sin embargo recuerdo la alacena del pasillo de mi abuela, esa pequeña cocina de encimera de mármol blanco y muebles verde mar, que ahora sería muy “vintage”,  el olor del aceite al calentarse y del anís de la masa cuando jugábamos con ella, como sus manos con artritis, amasaban y amasaban y luego nos daba un trozo de esa masa a cada uno para que hiciéramos nuestras propias rosquillas intentando seguir sus instrucciones y como ella se hacia la despistada, mientras a escondidas nos la comíamos.

Curiosamente no era con mi abuela Rosario con la que tenía más afinidad, era  con mi abuela materna, mi abuela Pepilla, pero ésta pese a sus muchas virtudes no tenía la de ser buena cocinera entre sus cualidades. Sin embargo, nunca estaré lo suficientemente agradecida a mi abuela paterna, una excelente cocinera, de la cual me encantaría que alguien hubiera conservado sus recetas, para ahora poder recopilarlas y elaborar un libro de cocina familiar, mi amor por la cocina en general y la repostería en particular, pues fue durante estas tardes pasadas en la cocina de mi abuela donde ella “sembró” este recuerdo, que hizo que yo tomara su relevo en la tradición familiar y a fecha de hoy sea la encargada de preparar las rosquillas en vísperas de Nochebuena. Espero que algún día, sea alguna de mis hijas  o todas ellas las que sigan conservando la misma tradición.

Va por ti abuelilla, con todo mi cariño donde quiera que estés. Gracias por inculcarme este amor a la repostería que a fecha de hoy es algo tan esencial en mi vida.

ROSQUILLAS DE MI ABUELILLA:

Ingredientes:

  • 1 huevo
  • Aceite de oliva suave 5 cucharadas soperas
  • Leche fría 5 cucharadas soperas
  • Azúcar normal blanca 7 cucharadas soperas
  • Un chorro generoso de anís
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • Harina la que admita
  • Azúcar para rociar las rosquillas, aqui he de decir que mi abuela las rebozaba en azúcar normal, porque por aquella época no existía el azúcar glass, desde que la receta pasó a mis manos, yo las espolvoreo con azúcar glass porque me gusta mucho más la textura, pero eso os lo dejo a vosotros.
  • Aceite para freir las rosquillas

Receta:

En esta receta no hay “robotijo” que valga, es más, yo probé a hacerlas con la KA pero me gusta más como queda haciéndola a mano, y con la “panificadora” y esa fue a la basura directamente porque no me gustó nada. Así que lo haremos a la antigua usanza,  como tiene que ser.

Batimos primero el huevo, sin dejar de batir se añade el aceite, el chorro generoso de anís y la leche y batimos hasta que todo quede bien ligadito, luego vamos agregando el azúcar y el bicarbonato y poco a poco la harina, toda la que admita.

Las forma de las rosquillas es un poco a gusto del consumidor, yo las hago pequeñitas y redonditas, esas que te comes en un bocadito, de las que hacen justicia al refrán de “se comen como rosquillas”jajajaja, mis hijas a veces cuando las preparan en vísperas de Nochebuena conmigo juegan a hacerlas con formas, así que va un poco a gustos.

Aquí el punto importante, es el tiempo y temperatura del aceite para freir las rosquillas, yo suelo estar muy encima de ellas, el fuego tiene que estar caliente para que se tuesten bien por fuera pero que se haga la masa también por dentro, así que hay que estar pendiente y jugar un poco con el fuego. Esto es un poco como los hornos, es cuestión de práctica y de su propia cocina, así que espero que probéis la receta, pues os garantizo que merece la pena y ya me contaréis los resultados🙂

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

  1. Sin duda alguna, las probare y te contare el resultado! Tienen una pinta buenisima, a ver si saco yo alguna recetilla de mi abuelo (de el he heredado yo mi vena pastelera) y te la envío.

    • Mer,

      Mate que rico, ahora me tomaba yo uno bien calentito, prueba esta receta que te gustará, gracias por tus palabras como siempre, un besote

      pd: deseando que emprendas esas vacaciones, pues es como si viajara contigo, a ver que recetillas nos cuentas esta vez🙂

  2. Como me gustan estas recetas tradicionales, y que buenos recuerdos!! me ha encantado leerte, y me he partido de risa imaginandoos en ese seat, todos metidos ahi dentro caminito de Madrid jejejejeejjejeje me ha recordado cuando fui con mis padres y mi hermana en el renault cinco que teniamos, que el pobre llegar llego, pero ya no volvio😦 menudo viaje jejejejejejeejjejeje
    Por supuesto me apunto esta receta, y pienso probarla, asi que ya te contare😉

    • Hola Marta,

      Gracias por tus palabras, yo creo que todos hemos vivido una experiencia similar en un coche de los de antes, la verdad es que no hace tanto tiempo, pero han cambiado tanto las cosas que parecen milenios jejeje,😉
      Cuéntame que tal las rosquillas cuando las hagas, espero que te gusten un besito🙂

  3. ¡Qué ricas las rosquillas! Y muy entrañable tu historia llena de buenos recuerdos. ¿Sabes? Me ha llamado la atención que yo también tengo escrita a mano una receta de rosquillas y también ponía “harina la que admita”!! Pero nunca entendí bien que querían decir. ¿Hay que echar mucha cantidad, poca? NO sé…
    Bueno guapa pasaré pronto a ver tu repuesta, gracias!
    Un besín!

    • Hola Anana🙂

      Gracias por tus palabras, en las recetas de antes no había ni cucharas medidoras, ni levaduras químicas, ni mil cosas de las que tenemos hoy en día, hay muchas cosas que tendríamos que versionar y modernizar, pero quitando el tema del azúcar glass y es más por gusto personal, pues no soy especialmente golosa,( jajaja quien lo diría siendo la repostería uno de mis placeres) prefiero mantener las recetas originales si funcionan bien. Cuando en una receta te pone que eches “harina la que admita” quiere decir que cuando alcance la consistencia la masa que a ti te gusta, dejes de echar, es así de simple, habrá gente que le guste más compacta, a otra más suelta, todo va en gustos y antiguamente no se era tan estricto jajaja.
      Espero haber contestado tu pregunta, un placer tenerte por aquí, ya me contarás que tal si llegas a probar la receta un besote Esther

  4. QUE HERMOSO ESCRIBES , ME RECORDASTE LAS VACACIONES CON MIS PADRES Y HERMANOS Y LA RECETA PINTA PARA QUE SALGAN DELICIOSAS LAS ROSQUILLAS , EN CUANTO TENGA UN TIEMPITO LAS VOY A HACER, BESOS

    • Hola Emmaluz,
      Gracias pero sabes que lo mio es hacer “enredos” más que escribir, pero es más fácil cuando escribes sobre recuerdos y todos tenemos alguno similar de nuestra niñez. Espero que pruebes la receta y cuando estéis saboreándola, os acordéis de vuestros amigos del otro lado del charco, un beso enorme para ti y Ramón🙂

  5. No sé cómo llego hasta tu blog pero me ha encantado!!! (cuando empiezo a ver nuevos blogs me pierdo! jijijiji) Preciosa tu historia, me ha transportado a la mía, cuando de pequeña disfrutábamos la vida junto a mis hermanas de una manera muy distinta a la actual. Tu receta me ha fascinado!!! pero…. no conozco el anís líquido…sólo tengo anís en semillitas, tú crees que sirva y que les aporte el mismo sabor?? es que quiero probarlas ya!!!
    Besitos

    • Mil gracias por tus palabras, me alegro que te haya gustado el blog y que esta historia te haya hecho disfrutar de tus recuerdos de infancia. El anis liquido es un licor, tipo Mary Brizard, anis el mono, son distintas marcas que aqui en España puedes encontrar, si sólo tienes semillas, yo te recomendaria que probaras a hacer una infusion de anis y mezclarla cuando estes mezclando los liquidos, y ademas añadas semillas de anis o ajonjolí, eso si no un sabor igual te lo dara muy parecido. Ya me contaras que tal. Besitos y un placer tenerte por aqui.🙂

  6. This one is undoubtedly an inspiration personally to get out much more associated to this subject. Need to confess your understanding prolonged my sentiments and even I am going to proper now take your feed to stay updated on each coming weblog posts you would possibly possibly create. You will be worthy of appreciate your a job perfectly executed!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: