Mis Primeras Galletas …..

Mis Primeras Galletas …..

Desde que empecé a enredar por los blogs, además de los cupcakes me llamaron mucho la atención las maravillas que la gente hacía con las galletas, la verdad es, que nunca me había planteado que se pudieran hacer cosas tan bonitas con harina, azucar glass, fondant y poco más, es cierto, que del dicho al hecho hay un gran trecho, y una cosa es verlo y otra ponerse manos a la obra, pero como una es muy atrevida y me picaba bastante el gusanillo, pues con la excusa de que se acercaba “San Valentin” y que mi hija la pequeña adora las galletas, sean del tipo que sean, me lié la manta a la cabeza y allá que me puse a la faena.

La receta de las galletas es muy sencilla de hacer y no tiene ningún misterio, es la del Rincon de Bea, en su tutorial viene muy bien explicado y yo seguro que no lo voy a hacer mejor, ahi vereis como se hace la masa, se cortan con los moldes que cada uno tenga ( yo en mi caso y ya que la ocasión lo requería usé unos de corazones de distintos tamaños) y se hornean hasta conseguir las galletas deseadas .

Os advierto que aunque el resultado merece la pena, el proceso es largo pues tienes que dejar reposar la masa durante bastante tiempo, unas cuantas horas, en la nevera, yo la deje toda la noche, pero si os pasa como a mi, que estáis haciendo mil cosas al mismo tiempo, es sólo cuestión de organizarse, yo lo primero que preparé ese día fue la masa, la dejé en la nevera hasta el día siguiente y mientras seguí preparando unos cupcakes y enredando con varias cosas más en la cocina, ya que siendo familia numerosa y trabajando fuera de casa, es el finde cuando aprovecho para organizar el menú de la semana.

Para mi lo más divertido de todo fué decorarlas, en esta ocasión me ayudó mi hija Aitana, que a este paso le contagio la misma fiebre “cupkera-pastelera” que me está dando a mi, pues es la pinche perfecta y ya la he enredado en más de una ocasión.

Como estábamos creativas esa tarde y teníamos ganas de experimentar, nos montamos el chiringuito en el salón y sacamos todos los artilugios que encontramos que podían servirnos para decorarlas, como base usamos “fondant “y “Royal Icing” de “Funcakes”, que a mi particularmente es una de las marcas que mas me gusta, y nos pusimos manos a la obra.

Como no había usado jamás el Royal Icing (o glasa), le pedí consejo a Alma, la cual  aprovecho para decir que es un autentico encanto y me remitió a su tutorial donde te explica paso a paso, como manejarte en el tema, sobretodo si como yo, nunca habeis cogido una manga pastelera o hecho glasa antes,  aqui os lo dejo para las que como yo, no sepan ni por donde empezar Objetivo Cupcake perfecto.

Nos dedicamos a teñir con diferentes tintes tanto el Royal Icing como el Fondant, usamos bolitas de colores, prupurina comestible, cortadores, todo lo que se nos ocurrió y este es el resultado.

Una tarde entrañable que pasé con mi hija, que me hicieron rememorar aquellos buenos ratos que compartí con mi abuelilla, de risas y enredos , cuando en mi época de estudiante  pasaba los fines de semana en su casa, en una época donde no existía internet, ni más de dos canales de televisión y la  gente dedicaba mucho más tiempo a convivir unos con otros y a crear recuerdos que mantienen presentes a los ausentes aunque ya no estén.

Espero que os animéis también a enredar alguna que otra tarde junto a un amigo, un compañero, un familiar o cualquier ser querido a hacer unas galletas, lo importante no es el resultado, si no todos esos momentos compartidos …….

Espero veros pronto por aqui 🙂

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A %d blogueros les gusta esto: